4 Razones para visitar Asturias y Cangas de Onís este Verano 2018

Que Asturias es un paraíso es algo que a casi nadie se le escapa. Pero si estás pensando en darte una vuelta por el Principado este verano o si aún no tienes planes para tus vacaciones y buscas algo que hacer en tus días libres te presentamos un buen plan: venir al Hotel Maria Manuela & Spa ¿Quieres razones para hacerlo? Te damos cuatro

1 – La Gastronomía Asturiana

El Cachopo está disputándole el reinado de la mesa a la Fabada (con el permiso de los puristas de los platos asturianos de toda la vida). Pero entre ambos hay otras miles de opciones que pasan por el pote y finalizan con el arroz con leche. Además en cualquier pueblo y ciudad de todo el Principado puedes disfrutar durante todo el año de numerosas jornadas gastronómicas.

2- La Naturaleza

¿Te gusta hacer escapadas por el campo? En Asturias tienes decenas de rutas (muchas de ellas de menos de 10 kilómetros y accesibles para toda la familia) que te pueden acercar a la naturaleza. En la recepción del Hotel Maria Manuela & Spa te informaremos de las más próximas y espetaculares, como la ruta del Cares.

El Descenso del río Sella, Ribadesella al fondo

Cualquier época del año es buena para disfrutar de los grandes paisajes que te ofrece nuestra comunidad.

3 – Las Playas

Las grandes playas no sólo están en el sur o en las islas. ¿Sabías que en Asturias están situados algunos de los mejores arenales de toda España? Muy cerca, tenemos incluso, la playa más pequeña de todo el país: Gulpiyuri.

Playa de Gulpiyuri

Desde el Hotel Maria Manuela & Spa, en tan solo 30 minutos tendrás las mejores playas de Llanes o Ribadesella a tu alcance.

4 – Covadonga y su Centenario

A solo 15 km del Hotel Maria Manuela & Spa está situada Covadonga, la entrada al Parque Nacional de Picos de Europa.  Este año confluye una triple celebración: por un lado, está el primer centenario de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, primer parque nacional de toda España; por otro, el decimotercer centenario de los orígenes del Reino de Asturias, y en tercer lugar, el primer centenario de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga.

Asturias: paisajes Asturias

Asturias: Paisajes con historia

En pocas regiones de la geografía conviven peninsulares con tanta naturalidad como en Asturias la historia y la leyenda. De una manera casi mágica los paisajes y los exponentes arquitectónicos en un simbolismo que los asturianos interpretan como nadie.

La escapada que se puede hacer se puede considerar casi obligada este año la celebración de las celebraciones que tienen lugar en la región: se cumplen 1,300 años de la proclamación de Pelayo como rey, se celebra dos centenarios: el Parque Nacional de los Picos de Europa y el de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga, y, también, 50 años desde que descubrió la cueva de Tito Bustillo.

 

Primera capital del Reino

Nuestra primera excursión nos lleva hasta Cangas de Onís (www.cangasdeonis.com), una localidad con poco más de seis millones de habitantes pero con título de ciudad, concedido por el rey Alfonso XIII en 1908 por el papel desempeñado en la fundación de la España real y por haber sido sede de la corte entre el año 722 y 754. De esta época, y edificada sobre un dolmen, datos de la capilla de Santa Cruz, erigida para dar culto a la Cruz de la Victoria.

Su imagen más conocida es la del Puente Romano (en realidad, medieval), de cuyo arco la pluma central de la Cruz de la Victoria, símbolo de la Batalla de Covadonga. En el casco urbano se pueden ver casonas, la ermita del patrono y la antigua iglesia parroquial, abierta al público como Aula del Reino de Asturias. En este centro se imparte una intervención de historia a través de recursos audiovisuales e interactivos. Otra cita básica es el mercado de los domingos, donde venden embutidos, productos de la huerta y ricos quesos como el de Gamoneu.

 

La Santina y los Picos de Europa

A solo diez kilómetros de Cangas de Onís se encuentra el Santuario de Covadonga (www.santuariodecovadonga.com), el mayor centro de devoción religiosa de los asturianos y el segundo más visitado de España. Sobran razones para acudir al mismo por su simbolismo, para visitar la Cueva de la Santina (donde se apareció a Don Pelayo y la guía a la victoria), por la belleza de la basílica, por escuchar las angelicales, voces de los niños de la Escolanía y por su museo.

Este santuario se encuentra en el entorno del Parque Nacional de los Picos de Europa, un espacio que cumple un siglo de que Alfonso XIII sancionó la ley por la que se declaraba en el parque nacional. Aquí se encuentran las habitaciones más altas de la Cordillera Cantábrica, los valles y los abruptos gargantas. Los aficionados a los deportes activos disfrutan de la bravura de los ríos Cares y Sella, mientras que los que prefieren las experiencias tranquilas, lo que hace la imagen en la línea de los Lagos Enol y Ercina.

Pero la belleza natural de Asturias no se aprecia en el exterior sino que también existe en la superficie que bien merecen una visita. Un buen ejemplo es la Cueva de Tito Bustillo (www.centrotitobustillo.com), descubierta hace 50 años por un grupo de montañeros. Recibe este nombre en recuerdo a uno de ellos. La gruta, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, conserva doce conjuntos excepcionales de arte rupestre con pinturas y grabados de animales, signos y figuras antropomórficas. Las visitas son guiadas y están limitadas a 150 personas al día. Si no se consigue la entrada, al menos se puede visitar el Centro de Interpretación del Arte Rupestre.

En cualquier caso, Asturias es una fuente inagotable para el viajero, gracias a sus paisajes con historia. Más información en la página web www.turismo asturias.com.

Lugares únicos en los Picos de Europa

Horreo en Amieva

Hórreos y paneras son, entre otras, dos construcciones emblemáticas de Asturias, levantadas en los pueblos para almacenar los productos del campo. Su historia, su construcción y su valor etnográfico es indudable. Entre algunas de estas construcciones más grandes se encuentra la “Panerona” de Pen, un pueblo precioso del concejo de Amieva y que cuenta con unos 14 pegollos que la sustentan. Eso sí, destacar que aunque esta construcción llame a la atención, lo que merece la pena, sin duda, es el pueblo entero y la carretera que hasta él conduce. Muy próximos a Pluma de otros pueblos a visitar, Cirieño y Villaverde. La pluma está en medio de un paisaje que quita la respiración. Se mire donde se mire, la montaña, los valles, la nieve, el cielo, se adueñan del viajero de forma inmediata. Además de la “Panerona” existen en Pen otros edificios de interés como la casa Peri, una torre bajomedieval defensiva del siglo XIV, o la casa Fondón, en una de esas calles hay un reloj de sol octogonal tallado en piedra caliza. Pen es también el punto de llegada de la famosa ruta del Beyu Pen. El pueblo cuenta, entre otros encantos, con un remozado bar-tienda

.